Competir



Aunque la vida hay que vivir por uno mismo, no es mala costumbre tener algo de “sana competencia” lo que sin duda es un gratificante aliciente que nos impulsa a no estancarnos y buscar el progreso y la mejora como personas, profesionales, o lo que sea que cubra el aspecto en el que competimos.

Sin embargo, hay que diferenciar, envidia no es lo mismo que “sana competencia” y la verdad es bastante perjudicial tanto para las personas que observamos como para nosotros mismos.

El propósito de una adecuada competencia no es la de superar a otros, sino primordialmente superarse uno mismo tomando como referencia a otra persona, a la que respetamos por su propia lucha personal en la mismo interés. fuera de esto, te puedes encontrar con ser la sombra imitadora de los demas, o un triste sujeto que no sabe bien lo que quiere, pero si lo que no le gusta de otro.

Bueno. una pequeña reflexion nomas… he visto a algunos de mis amigos sucumbir desde lo que era una sana competencia a lo que es la triste escena de la envidia.

Yo por mi parte, he escogido competir mejor con yo mismo… y seguro que me supero todos los días…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: